Señales de seguridad para centros y locales de trabajo.

Se entiende por señalización, el conjunto de estímulos que condicionan la actuación del individuo que los recibe frente a unas circunstancias (riesgos, protecciones necesarias a utilizar, etc.) que se pretenden resaltar.
Clases de Señalización
La señalización empleada como Técnica de Seguridad puede clasificarse en función del sentido por el que se percibe en:
Óptica.
Acústica.
Olfativa.
Táctil.
Las señales de Seguridad resultan de la combinación de formas geométricas y colores, a las que se les añade un símbolo o pictograma atribuyéndoseles un significado determinado en relación con la seguridad, el cual se quiere comunicar de una forma simple, rápida y de comprensión universal.
A la hora de señalizar se deberán tener en cuenta los siguientes principios:
La correcta señalización resulta eficaz como técnica de seguridad, pero no debe olvidarse que
por sí misma, nunca elimina el riesgo.
La puesta en práctica del sistema de señalización de seguridad no dispensará, en ningún caso, de la adopción por los empresarios de las medidas de prevención que correspondan.
A los trabajadores se les ha de dar la formación necesaria para que tengan un adecuado conocimiento del sistema deseñalización.
Clases de señales de seguridad:
Las señales de Seguridad en función de su aplicación se dividen en:
DE PROHIBICIÓN: Prohíben un comportamiento susceptible de provocar un peligro.
DE OBLIGACIÓNO: Obligan a un comportamiento determinado.
DE ADVERTENCIA: Advierten de un peligro.
DE INFORMACIÓN: Proporcionan una indicación de seguridad o de salvamento.
En base a ello podemos diferenciar entre:
Señal de salvamento:
Aquella que en caso de peligro indica la salida de emergencia, la situación del puesto de socorro o el
emplazamiento.
Señal indicativa:
Aquella que proporciona otras informaciones de seguridad distintas a las descritas (prohibición, obligación, advertencia y salvamento).
Además de las señales descritas existen la Señal adicional o auxiliar, que contiene exclusivamente un texto y que se utiliza conjuntamente con las señales de seguridad mencionadas, y la señal complementaria de riesgo permanente que se empleará en aquellos casos en que no se utilicen formas geométricas normalizadas para la señalización de lugares que suponen riesgo permanente
de choque, caídas, etc. (tales como esquinas de pilares, protección de huecos, partes salientes de equipos móviles, muelles de carga,
escalones, etc.).